domingo, 29 de mayo de 2011

Día del Ejército Argentino un 29 de mayo..porque?

Por qué festejamos el día del
Ejército Argentino un 29 de mayo?

El 29 de mayo de 1810, se procede a dar por parte de las recientes elegidas autoridades de la Primera Junta una nueva organización a las tropas, las cuales dejan de ser “milicias”, para convertirse en cuerpos veteranos. Se elevan los batallones a regimientos de 1.116 plazas cada uno, reintegrándose al servicio activo a los rebajados por el decreto del depuesto Cisneros, que databa de 1809.
Para cubrir las nuevas plazas se procedería a “una rigurosa leva de todos los vagos y hombres sin ocupación conocida desde la edad de 18 años a 40”. Los tenientes coroneles fueron promovidos a coroneles con sueldos tales (entre ellos Saavedra y Azcuénaga).

El día anterior, es decir el 28 de mayo, se había ordenado por bando la entrega de las armas en poder de los particulares “a quien no interesa tenerlas”.
No debió cumplirse tal orden, pues debió reiterársela el 14 de junio, y en esa oportunidad se dió un plazo de 24 hs. a la población para su cumplimiento.
Así comenzaba la organización fundacional del ejército argentino, del cual hoy se celebran 196 años.
El Ejército Argentino tiene vigencia histórica desde mayo de 1810 como tal. Sin embargo, las unidades de nativos organizados después de las invasiones inglesas, como refuerzo de las tropas peninsulares para resguardo de la dependencia del virreinato respecto de la corona hispánica, intervinieron activamente en la gestación del movimiento emancipador.
Por ello la historia de nuestro Ejército es anterior al nacimiento de nuestra patria a la vida política independiente.
La Primera Junta Revolucionaria del 25 de mayo de 1810 ejerció el mando militar por intermedio de su presidente, D. Cornelio Saavedra, a quien se le confirió el mismo día el cargo de Comandante General de Armas, de quien pasó a depender el conjunto castrense recién organizado como máximo órgano de las fuerzas militares.
Esa herencia se ha trasladado hasta nuestros días, ya que el titular del poder ejecutivo nacional, es constitucionalmente el comandante supremo de las fuerzas armadas de la nación
Cornelio Saavedra emitió el 29 de mayo de 1810 la “Proclama y reglamento de la milicia” que, en sus determinaciones originaba la primera formación a nuestro ejército patrio. Junto a este decreto se crearon cinco regimientos de infantería de línea. Llevaban los números 1, 2, 3, 4 y 5, con la base de los cuerpos de milicianos de Patricios, Arribeños, Montañeses y Andaluces.
La institución “Ejercito Argentino”, no puede ser ofendida, cada vez que algún político reniega de los múltiples errores que cometieron los hombres que circunstancialmente dirigieron a tan noble fuerza, que nos dio la libertad y que hizo posible la de los dos pueblos hermanos como Chile y Perú.
Desde hace más de 20 años el ejército ha procedido a una recomposición medular del compromiso que había asumido con la nación hace doscientos años...
Han dado sus integrantes suficientes pruebas  de que se someten a las leyes de la Nación y a la Constitución Nacional.

viernes, 27 de mayo de 2011

Hombres de Corajes de la Patria

La historia de nuestro país fue forjada por hombres y mujeres de ilustre coraje, y amor a la patria.
En este espacio, homenajeamos a aquellos ciudadanos de uniforme que honraron la Patria. 


Brigadier General Manuel José Joaquín
del Corazón de Jesús Belgrano
  ( Buenos Aires, 3 de junio de 1770 - Buenos Aires, 20 de junio de 1820). 

Abogado, educado en España, donde frecuentó círculos intelectuales, era un hombre destacado por su visión progresistas sobre los asuntos rioplatenses.
La Corona lo honró en 1794 con un importante cargo: "Secretario Perpetuo del Consulado de Comercio de Buenos Ayres". Desde ese cargo luchó con los monopolios de los comerciantes que impedían el desarrollo del Río de la Plata. Como muchos ciudadanos de Buenos Aires, se sumó a las milicias en ocasión de las Invasiones Inglesas.
General de la Revolución de Mayo, vencedor de Salta y Tucumán, creador de la Bandera, representante diplomático en Europa, pasó a la historia como uno de los patriotas de sentimientos más nobles y puros. Es uno de los tantos próceres que morirá en la pobreza y en el olvido.


General Martín Miguel Güemes

(Salta, 8 de febrero de 1785 - Cañada de la Horqueta, 17 de junio de 1821 ).
EL GENERAL DE LOS GAUCHOS
Hijo de una pudiente y prestigiosa familia salteña, a los 14 años inició su carrrera militar en la "Compañia del 3er Batallón del Rey, Fixo de Buenos Ayres" destacada en Salta. Pronto revela excelentes condiciones como Oficial de Caballeria.

Gracias a su experiencia y conocimientos en el arte de la Caballeria, elabora la innovadora estrategia que muchos conocen como la "Guerra Gaucha", basada en la movilidad, el conocimiento de la geografia local, lla sorpresa. Su tropa la recluta entre los gauchos salteños, llevando adelante una herocia y legendaria resistencia al invasor español. Hoy su figura es venerada como el "General de los Gauchos".


Generala Juana Azurduy de Padilla

(Cantón de Toroca, Chuquisaca, 12 de julio de 1780 - Chuquisaca, 25 de mayo de 1862).

Esta brava exponente de la mujer altoperuana, lideró una incesante y desgastante lucha contra las fuerzas realistas. Su valeroso desempeño, tras el combate del Villar, le valió recibir el grado de Teniente Coronel del Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Brigadier General Juan Martín de Pueyrredon, el 13 de agosto de 1816, recibiendo su sable de manos del Brigadier General Manuel Belgrano.
Muerto su esposo, el Coronel Manuel Ascencio Padilla a manos de los realistas, continúo con la lucha con sus fuerzas irregulares.
En 1825 el General Simón José Bolívar y Palacios la nombró Coronel. En Julio de 2009 por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 892/2009 se le otorgó el grado de Generala Post Mortem.
De esta manera, se rinde homenaje a esta heroica mujer, que fue la primera en poseer un grado militar de nuestro Ejército y cuyo legendario valor quedó inmortalizado en una zamba que lleva su nombre. También es un homenaje a aquellas mujeres que como vivanderas y cantineras acompañaron a nuestros hombres en las distintas guerras, que más tarde serán reemplazadas por la confortante imagen de la enfermera militar. Juana Azurduy es un ejemplo e inspiración para las mujeres que hoy visten el uniforme del Ejército.
Brigadier de la Real Armada
  Santiago de Liniers y Bremond
  
  (Niort, Francia, 25 de julio de 1753 - Cabeza de Tigre, Argentina, 26 de agosto de 1810).

Conde de Buenos Aires, Caballero de la Orden de San Juan, Caballero de la Orden de Montesa, Oficial de Caballería, Oficial de la Real Armada, Comandante General de Armas de Buenos Aires y Virrey del Río de la Plata.
Este gentilhombre francés al servicio del Rey de España, fue una de las figuras más románticas que tuvo la historia del Virreynato del Río de la Plata.
Hijo de un Oficial de la Royal (Armada Francesa),Jacques de Liniers, Señor de Cran-Chaban; y de Enriqueta Teresa de Bremond. De puro linaje provinciano, pertenecían a la aristocracia militar.
A los doce años, se decidió por la carrera militar. Siguiendo la tradición familiar cursó en la Soberana Militar Orden de Malta, llamada también San Juan de Jerusalén. Se vio beneficiado por el tercer Pacto de Familia (1761), que permitió a los franceses participar en las empresas militares españolas en igualdad de derechos y obligaciones que los españoles. Ingresó en la Escuela Militar de la Orden de Malta, donde después de tres años egresó, en 1768, con la Cruz de Caballero.
Inició su carrera militar en Francia como Oficial de Caballería, donde obtuvo el grado de Subteniente de Caballería en el Regimiento de Royal-Piémont.
En 1774 solicitó la baja y se alistó como voluntario en una de las cruzadas contra los moros argelinos. Al concluirla, rindió examen de Guardiamarina en Cádiz, para así prestar servicios como voluntario para el Reino de España. En 1775 recibió el grado de Alférez de Fragata.
En 1776, bajo las órdenes del Capitán General Pedro Antonio de Cevallos Cortés y Calderón, se embarcó al Virreinato del Río de la Plata y participó en la ocupación de la isla de Santa Catalina y en el ataque a Colonia del Sacramento.
Entre 1779 y 1781 estuvo embarcado en el navío San Vicente, perteneciente a la escuadra franco-hispana que luchó contra la flota inglesa. Por su acción en el sitio de Mahón y en la conquista de Menorca, fue ascendido a Teniente de Navío. Luego actuó en el sitio de Gibraltar, y por su acción en la toma de un corsario inglés fue ascendido ahora a Capitán de Fragata.
En 1788 fue enviado al Río de la Plata para organizar una flotilla de cañoneras. En este viaje llevó a su hijo Luis y a su primera esposa, Juana de Menviel, con la que se había casado en Málaga. Pero ésta muere en 1790 y Liniers contrae enlace nuevamente, esta vez en Buenos Aires, con María Martina Sarratea.
Dirigió la fortificación de Montevideo, y en 1796 obtuvo como Jefe de la Escuadrilla obtuvp el grado de Capitán de Navío de la Real Armada.
En 1803 el Virrey Joaquín del Pino y Rozas lo nombró Gobernador de Misiones. Allí realizó un importante estudio político y científico de la zona.
En 1804 fue nombrado por el Virrey Rafael de Sobremonte, Jefe de la Estación Naval de Buenos Aires, pero pronto fue trasladado a la Ensenada de Barragán. En el viaje a Buenos Aires falleció su esposa María Martina. Se sentía desplazado por otros oficiales españoles, pues creía tener méritos para un destino mejor.
Organizó la "Reconquista" desde Montevideo y, con aproximadamente 1.300 hombres, desembarcó en Tigre y avanzó, con el apoyo popular, hacia Buenos Aires. Intimó al enemigo rendición, la que se produjo el 12 de agosto. Dos días después, se supo que el virrey Sobremonte acudía desde Córdoba en auxilio de la ciudad, ya libre. En tanto, se reunió un cabildo abierto que decidió pedir al Virrey que delegara en Liniers el mando militar del virreinato. Este reconocimiento general del gran desempeño de Liniers llegó a la Corona, que lo nombró Brigadier de la Armada.
De inmediato, comenzaron los preparativos para poder enfrentar una nueva invasión. Se organizaron batallones y compañías separados por castas y provincias y se designaron oficiales con la aprobación de las tropas. En pocos meses, se movilizaron más de 8.000 hombres, se organizó la maestranza, se construyeron baterías y se disciplinó a la tropa.
A comienzos del año siguiente, los británicos tomaron Montevideo y, entrado el invierno, dirigieron un nuevo ataque a la capital del virreinato. El centro de la resistencia fue la Plaza Mayor. Toda la población se unió a las tropas y participó de la encarnizada lucha que se libró en las calles de la ciudad. El 6 de julio, Whitelocke capituló, aceptando el ofrecimiento de Liniers.
En ese mismo año, Liniers fue designado virrey en forma provisoria; meses después, fue confirmado. En virtud de la real orden del 13 de febrero de 1809, Liniers se hizo acreedor al título de conde de Buenos Aires, de una elevada pensión y de la propiedad de tierras que heredarían sus hijos y sucesores; de esa manera, la Junta Central premiaba los méritos y el desempeño que Liniers había alcanzado como virrey. Los acontecimientos revolucionarios de mayo de 1810 lo sorprendieron en Córdoba, en viaje ya de Tucumán a la península.
En Córdoba, las autoridades, con excepción del deán Funes, habían decidido desconocer a la Junta de Mayo y exhortar a los gobiernos dependientes (La Rioja y Cuyo) a tomar la misma actitud. Liniers, por su parte, solicitó refuerzos a Perú y Montevideo, los cuales no le fueron remitidos. Desconfiando de las tropas cordobesas, trató entonces de marchar al Perú con los pocos leales a la Corona que todavía quedaban y organizar allí un ejército para someter a los rebeldes de Buenos Aires.
La Junta Provisoria, convencida de que los responsables del conato ponían en grave peligro a la revolución, resolvió castigarlos severamente. Sólo permanecían junto a Liniers 28 oficiales, en su mayoría europeos, por lo que no le quedó ya más recurso que la fuga. El Coronel Antonio González Balcarce, a la cabeza de 300 hombres, fue comisionado para perseguirlos y los alcanzó en los bosques que rodeaban el camino a Córdoba y Santiago del Estero. La Junta dispuso que los prisioneros fueran pasados por las armas; destacó al doctor Castelli y a los comandantes French y Juan Ramón Balcarce para cumplimentar la orden. El lugar de la ejecución fue un pequeño bosque llamado Monte de los Papagayos, distante dos leguas de la posta Cabeza de Tigre.

 
Brigadier General Ángel Pacheco

  (Buenos Aires, 13 de abril de 1793 - Buenos Aires, 25 de septiembre de 1869)

Oficial de Caballería formado por el genio militar General José de San Martín. Formado en el Regimiento de Granaderos, se hizo diestro en el arte de la guerra de la caballería. Máximo sostén militar del gobierno encabezado por el Brigadier General D Juan Manuel de Rosas. Uno de los más brillantes Generales de Caballería de la historia argentina, que nunca perdió una batalla en la que mandara como Comandante en Jefe.
Nació en Buenos Aires el 14 de julio de 1795 (No todos los autores coinciden con el lugar y fecha de su nacimiento). Fueron sus padres Julián Pacheco y Teresa Concha. Recibió una esmerada educación, realizó estudios de filosofía en el Colegio de San Carlos.
En 1811 se incorpora como cadete del Regimiento de milicias “Patricios de Buenos Aires” y con tal grado pasó al Regimiento de Granaderos a Caballo el 22 de noviembre de 1812. En la víspera del combate de San Lorenzo se desempeñó como sagaz observador sobre la escuadra realista aportando preciosos detalles a San Martín, actuando heroicamente en la acción, haciéndose acreedor por ello, al ascenso de portaestandarte a Alférez del primer escuadrón, el 26 de febrero de 1813.
Permaneció en el Convento de San Carlos custodiando las costas con un piquete de 40 hombres, rechazando un desembarco superior en proximidades de Zárate.
En noviembre de ese año fue enviado al Ejército del Norte, ascendiendo a Teniente el 4 de diciembre y cubriendo la retirada del derrotado Ejército de Vilcapugio y Ayohuma.
Asistió a las acciones de Mayo, Puesto del Marqués, Venta y Media, Sipe Sipe, recibiendo una gran herida de bala en el brazo. Fue ascendido a Ayudante Mayor en 1815.
Al año siguiente, por La Rioja marchó a Mendoza para incorporarse al Ejército de Los Andes al mando del General San Martín. En el cruce de Los Andes marchó en la escolta de Necochea, intervino en Las Coimas y luego en Chacabuco.
Fue comisionado para traer a Buenos Aires los trofeos de la batalla. El 27 de febrero de 1817 fue ascendido a Capitán y Pueyrredón el 10 de marzo, lo ascendió a Sargento Mayor.
Marchó después, a la campaña de Talcahuano y más tarde, en la definitiva acción de Maipú. Participó después en la campaña al sur de Chile, en 1818 y 1819.
Regresó al país, actuando en San Nicolás de los Arroyos, contra Alvear y Carrera. Se batió en El Gamonal y después del motín de Pagola, quedó encargado del Departamento del Norte, comandando el cuerpo de Lanceros.
En la guerra contra el Brasil, en el cargo de Segundo Jefe del Regimiento 3 de Caballería de Línea, Coraceros de Caballería, participó en Ituzaingó, luego en Camacuá como comandante de la Primera División de Caballería.
En 1822 contrajo matrimonio con Dolores Reynoso. El matrimonio tuvo nueve hijos: Angel, José, Julio, Román, María Elvira, Agueda, Dolores, Eduardo y Pablo.
El 1º de mayo de 1827 ascendió a Coronel efectivo. El 7 de septiembre fue nombrado Comandante en Jefe del Departamento Norte, sorprendiendo a los indios poco después en la Guardia de Rojas; al año siguiente destrozó a las tribus en el Salado. En 1831, a las órdenes de López, intervino en la batalla de Fraile Muerto (Córdoba), contra el General Paz. Por este triunfo fue promovido a Coronel Mayor.

En 1833 es nombrado jefe del Estado Mayor en la Expedición del Desierto. Ocupa el Río Negro, y hace pasar a la otra orilla a los escuadrones mandados por Lagos y Sosa, quienes el 26 de mayo derrotan al cacique Paylloven. Avanzando con sus tropas por ambas márgenes del Río Negro, Pacheco llega hasta la isla Choele Choel. El 3 de Julio, toma por asalto dicho territorio y apresa a los indios de la región.
Al volver a Buenos Aires, desempeñó funciones de Ministro de Guerra, Diputado en la Legislatura de Buenos Aires e Inspector de Armas. Enrolado en las filas del federalismo, intervino en la lucha contra los unitarios. Combatió contra Lavalle en el combate de La Cañada de la Paja, el 5 de agosto de 1840.
Al año siguiente, bajo el mando de Oribe, con fuerzas federales y operando en La Rioja y Catamarca, derrota al coronel José María Videla en San Cala el 8 de enero de 1841. A mediados de ese año operó en Cuyo, en persecusión de Lamadrid, el encuentro se produjo en Rodeo del Medio, derrotando a éste, que se refugió en Chile.
En 1842, las fuerzas federales de Oribe y Pacheco, derrotaron en Entre Ríos a las del General Rivera, en la sangrienta batalla de Arroyo Grande. Como consecuencia de este triunfo, intervino durante los años 1843 y 1844 en el sitio de Montevideo.
En 1845 expedicionó contra los indios y estableció los Fuertes de Bragado y 25 de Mayo. En 1850 fue elegido Diputado de la provincia ante la Legislatura.
En 1851, al levantarse Urquiza contra Rosas, fue nombrado comandante en jefe de las fuerzas federales. No participó en la batalla de Caseros. En este punto los historiadores no coinciden sobre las posibles causas que llevaron al general Pacheco a no participar.
Al caer Rosas, le tocó organizar la defensa de la ciudad de Buenos Aires.
Después de la Revolución del 11 de Septiembre de 1852, se lo nombró sucesivamente, Comandante General de Armas de la provincia, luego General en Jefe de las fuerzas de la Capital y, finalmente, Ministro de Guerra, cargo que ejerció hasta febrero de 1853.
El General Pacheco era amigo de Juan Manuel de Rosas desde su juventud. Dice de él Ernesto Quesada “con Rosas en sus mocedades había estrechado una íntima y cordialísima amistad, tuteándose recíprocamente; pero cuando Rosas ascendió al Poder, Pacheco jamás volvió a tutearlo ni en su correspondencia, ni en su trato y siempre lo llamaba Señor Gobernador (...) no quiso ser político, ni antes ni durante, ni después de Rosas. (...). Su timbre de honor, su gloria, era haber sido soldado de San Martín: no quería aspirar a otra. Nació con vocación militar y con ella murió, sin haber claudicado una sola vez en su vida”.
El General Pacheco, falleció en Buenos Aires el 25 de septiembre de 1869. En el acto del sepelio de sus restos, hablaron entre otros, el poeta Guido y Spano y el General Bartolomé Mitre.
Brigadier General Juan Martín de Pueyrredón

(Buenos Aires, 18 de diciembre de 1776 - Buenos Aires, 13 de marzo de 1850)
Acaudalado comerciante porteño, hijo de un súbdito francés.
En oportunidad de la 1ra Invasión Inglesa organizó en forma privada una fuerza de caballería "Húsares de Pueyrredón" que se enfrentó a los británicos en la Chacra de Perdriel. Prestigioso ciudadano, representante del Cabildo de Buenos Aires ante las Cortes en Madrid.
Establecido el Gobierno Patrio es nombrado Gobernador de Córdoba, Diputado del Congreso de Tucumán, Brigadier General y Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. 


General Justo José de Urquiza
(Talar de Arroyo Largo, hoy Arroyo Urquiza, Entre Ríos - 18 de octubre de 1801, Palacio San José - 11 de abril de 1870)
Presidente de la Confederación Argentina, Gobernador de la Provincia de Entre Ríos, vencedor de Caseros y de innumerables combates. Su mayor logro fue dar a la Nación Argentina la Constitución Nacional e iniciar lo que se llamó la Organización Nacional.
Poderoso hacendado y comerciante entrerriano de origen vasco. Poseedor de una visión empresarial poco común para su época, que le permitió hacer una enorme fortuna personal.
Su prestigio e influencia, hizo que pronto los nombraran Comandante Civil y Militar, y más tarde recibiera el despacho de Coronel. Pragmático en la política, hizo de Entre Ríos unas de las provincias más prósperas y progresistas.
Se destacó como conductor militar, pese a no haber hecho la carrera de las armas. Como político, impulsó la industria, la colonización, la inmigración, las comunicaciones. Como estadista, nos legó la Argentina organizada bajo una Constitución Nacional. Muere asesinado en su Palacio de San José de mano de los sediciosos enviados por el General Ricardo López Jordán, que pretendía deponerlo de su cargo de Gobernador de Entre Ríos.


 Brigadier General Cornelio Judas Tadeo de Saavedra y Rodríguez

(15 de septiembre de 1759, Otuyo, Corregimiento de Potosí, Virreinato del Perú - 29 de marzo de 1829, Buenos Aires, Provincias Unidas del Río de la Plata).

Primer Jefe del Regimiento "Patricios" y Presidente de la Primera Junta de Gobierno (cuyo nombre oficial era "Junta Superior Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Señor Don Fernando VII").
Hacendado y funcionario del Cabildo de Buenos Aires, se incorporó a las milicias en ocasión de la 1ra Invasión Inglesa (1806).
Es un claro ejemplo del ciudadano que ejerciendo una profesión civil, bajo el imperio de la circunstancias, decidió vestir el uniforme militar y portar la espada para servir a la Patria.
 General de División Domingo Faustino Sarmiento

(San Juan, Argentina, 15 de febrero de 1811 – Asunción del Paraguay, Paraguay, 11 de septiembre de 1888) 

Político, pedagogo, escritor, docente, periodista, estadista y militar argentino; Gobernador de la Provincia de San Juan entre 1862 y 1864, Senador Nacional por su Provincia entre 1874 y 1879 y Presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874.
Fue uno de los fundadores de la Argentina moderna, vigorosa y democrática. Impulsó la educación pública, los ferrocarriles, las comunicaciones telegráficas, las ciencias, las artes, fervoroso defensor de la libertad de prensa, fundador del Colegio Militar de la Nación y de la Escuela de Naútica. Creador de la moderna Marina de Guerra con su "Escuadra de Hierro".
Nuestro homenaje a este ejemplo de innovador y luchador incansable que defendió las ideas de república y democracia con la pluma, la palabra y la espada.


miércoles, 25 de mayo de 2011

25 de mayo de 1810 - Un camino hacia la independencia (201 años)



Se conoce como Revolución de Mayo a la serie de acontecimientos revolucionarios ocurridos en mayo de 1810 en la ciudad de Buenos Aires, por aquel entonces capital del Virreinato del Río de la Plata, una dependencia colonial de España. Como consecuencia de la revolución fue depuesto el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y reemplazado por la Primera Junta de Gobierno.

Estos eventos de la Revolución de Mayo se sucedieron en una semana conocida como la Semana de Mayo, que transcurrió entre el 18 de mayo, cuando se confirmó de manera oficial la caída de la Junta de Sevilla, hasta el 25 de mayo, fecha de asunción de la Primera Junta.

La Revolución de Mayo inició el proceso de surgimiento del Estado Argentino sin proclamación de la independencia formal, ya que la Primera Junta no reconocía la autoridad del Consejo de Regencia de España e Indias, pero aún gobernaba nominalmente en nombre del rey de España Fernando VII, quien había sido depuesto por las Abdicaciones de Bayona y su lugar ocupado por el francés José Bonaparte. Aun así, los historiadores consideran a dicha manifestación de lealtad (conocida como la máscara de Fernando VII) una maniobra política que ocultaba las intenciones independentistas de los revolucionarios. La declaración de independencia de la Argentina tuvo lugar posteriormente durante el Congreso de Tucumán el 9 de julio de 1816.

----------------

"PARA ENTERDERLO MEJOR"

La revolucion de Mayo de 1810, fue un cambio crucial
que marco un antes y un despues en la Historia Argentina.
Esta revolucion tuvo su momento critico durante la llamada "Semana de Mayo",
del 18 al 25 de mayo de 1810.


Semana de Mayo

Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810

Viernes 18
El virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros publica un bando en el que pide al pueblo que se mantenga fiel a España, que había sido invadida por los franceses.

Sábado 19
Los criollos piden a las autoridades que se les permita realizar un Cabildo Abierto para tratar la situación.

Domingo 20
El virrey recibe a funcionarios del Cabildo, jefes militares y criollos, con quienes trata la convocatoria del Cabildo Abierto.

Lunes 21
El Cabildo invita a los principales vecinos a reunirse el día 22 en Cabildo Abierto.

Martes 22
El Cabildo abierto, después de largas discusiones, resuelve que el virrey cese en el mando.


Miércoles 23
El Cabildo forma una Junta de Gobierno con Cisneros como presidente.

Jueves 24
Día de indignación del pueblo al enterarse de que el Cabildo había decidido que Cisneros continuara en el mando. Renuncia de todos los miembros de la Junta.

Viernes 25
Los criollos, reunidos en la Plaza Mayor (actual Plaza de Mayo) y en busca de noticias,
gritan: "el pueblo quiere saber de que se trata". 
Este día los cabildantes reconocen  la autoridad de la Junta Revolucionaria y así se forma el Primer Gobierno Patrio.


"El 25 de Mayo en 1982"
En el día de la Patria, de gloria se cubrió la aviación Argentina

Día de gloria para la FAA y la Aviación Naval. 

Ese Dia 

Son hundidos:

"HMS Coventry"

(se hundió de campana en 15 minutos con más de 300 hombres a bordo, expertos estiman más de 90 muertos)


"Portacontenedores Atlantic Conveyor"

(de similar tonelaje a un portaaviones británico) hundido por un misil Exocet. 
Gran cantidad de chinos muertos no reconocidos. 

Son dejados fuera de combate:

HMS Broadsword, HMS Sir Lancelot. 
Son dañados: HMS Alacrity, HMS Yarmouth. Un Lynx se pierde en la Coventry, y otros dos averiados sin provocar bajas. 
Se pierden con el Atlantic Conveyor: 6 Wessex, 3 Chinooks y un Lynx.
  
 
"Mientras tanto, en Puerto Argentino se celebran los 172 años de la
Revolución de Mayo." 

Ese dia se festejaba el 172 Aniversario del Primer Gobierno Patrio,
nuestra actividad fue similar a la de días anteriores, el tiempo era muy malo, se realizaron tareas de mantenimiento y cuando el clima lo permitió, partió el C-434 rumbo a la ciudad de Tandil para la reparación de su parabrisa.
Se ordenó realizar una formación en la plataforma de vuelo, ya que no existía una Plaza de Armas. El Comodoro Maiztegui se refirió a esta fecha patria y a los acontecimientos que estábamos viviendo, rogando asimismo a Dios por la protección de nuestros héroes.
Nuestro Escuadrón no realizó ninguna misión, pero para alegría de todos, los A-4B atacaron la flota inglesa hundiendo al destructor HMS "Coventry" de 16.000 Tn. Este destructor pertenecía a una línea de naves de última generación de la Royal Navy, sólo fue suficiente una bomba de 500 Kg. para mandarlo a pique.
Como si lo relatado fuera poco, dos Escuadrillas de Caza y Ataque de la Marina que operaban desde Río Grande, atacaron a la flota inglesa con dos aviones Super Etendard armados cada uno con un misil Exocet. En dicho ataque un misil impactó en el Porta-contenedor Atlantic Conveyor hundiéndolo además de causarle varias pérdidas humanas; transportaba 12 Helicópteros Wessex, 3 Chinook, una gran carga bélica, máquinas destinadas a la construcción de pistas de aterrizaje, vehículos aptos para todo terreno, aparatos de comunicaciones y marcadores lacéricos de objetivos, etc. El otro misil aparentemente se perdió en el mar.
Otras Escuadrillas de aviones A-4C y B averiaron una Fragata del tipo 22 Broadsword, ocasionándole grandes daños, este fue otro gran golpe a la flota británica.
También nos enteramos que aviones A-4B detectaron un buque y cuando se disponían a atacarlo decidieron no abrir fuego al observar una gran cruz roja en la estructura de dicha nave pintada totalmente de blanco; se trataba del Buque Hospital Uganda y nuestro proceder demuestra a las claras que los argentinos tenemos otro tipo de sentimientos, pues recordemos el ataque cobardemente perpetrado por la aviación y la flota pirata a nuestro Crucero General Belgrano y otras naves pesqueras.

"El Sol del 25, reflejaba en su brillo al herido león inglés, que veía como el renacer de una nueva Patria, amenazaba el orgullo del Imperio invasor y sus colonias"


VIVA LA PATRIA!!!!
VIVA!!!

domingo, 15 de mayo de 2011

El ultimo Patriota: Mohamed Alí Seineldín

Mohamed Alí Seineldín


¡GLORIA AL CORONEL!
Ya te fuiste pero tu espiritu sigue en esta amada tierra
Argentina... 

Fue un militar argentino, que alcanzó el grado de coronel en las fuerzas armadas de ese país y fue luego condenado a prisión y dado de baja por participar en el "alzamiento militar carapintada" contra el gobierno constitucional de Carlos Menem en 1990.

Participó en la Guerra de Malvinas con el grado de teniente coronel al comando del Regimiento nº 25 de Infantería. 
De reconocida tendencia nacionalista, forma parte de la línea "nacional" del Ejército, autodefinida rosista-peronista y cercana al nacionalismo católico, en contraposición con la línea "liberal", cercana a la masonería y al antiperonismo, a esta última se le adjudica los golpes de Estado de 1955 y 1976. 
Referente del movimiento carapintada, un grupo de oficiales y suboficiales del sector nacionalista del Ejército que protagonizó alzamientos militares durante el gobierno de Raúl Alfonsín.
El 3 de diciembre de 1990 protagonizó el último alzamiento carapintada durante el gobierno de Carlos Menem, por lo que fue sentenciado a cadena perpetua y el 20 de mayo de 2003 fue indultado por el presidente Eduardo Duhalde Desde entonces tuvo una discreta vida pública, aunque seguía manteniendo abiertamente su posición en contra de Estados Unidos y del denominado modelo neoliberal, mientras que su influencia en diferentes agrupaciones nacionalistas de Argentina seguía vigente.

Consideran un auténtico héroe nacional de la guerra malvinense, además de haber sido condecorado por el propio general Perón.

Era un crítico del Fondo Monetario Internacional y de la política intervencionista de Estados Unidos en Argentina y el resto de Latinoamérica.

Habló de refundar la República Argentina siguiendo principios del corporativismo y del nacionalismo económico, tomando como referente al general Perón.

Era considerado conservador en temas valóricos, manifestándose en contra de las prácticas homosexuales y el aborto. Su ideario político puede reconocerse en el Partido Popular de la Reconstrucción, movimiento político fundado por simpatizantes de Seineldín y ex colaboradores suyos en prácticas militares.

Levantamiento Carapintada de Seineldín
Los carapintadas fueron varios grupos de activistas militares nacionalistas que llevaron a cabo una serie de alzamientos entre 1987 y 1990 contra los gobiernos constitucionales de Raúl Alfonsín y luego de Carlos Menem en Argentina por Seineldin.
Condenado a prisión perpetua por el ultimo alzamiento del 3 de diciembre de 1990, estuvo preso 13 años y en 2003 fue indultado por Eduardo Duhalde.
ESTOS ALZANMIENTO NO ERA PARA PRODUCIR GOLPES DE ESTADO, SINO PARA PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS QUE HABIA DENTRO DE LAS FFAA, YA SEA POR EL PLAN DE DESMANTELAMIENTO DE LAS FFAA Y DE LOS PRESOS POLITICOS.

Reportaje al ex Coronel
MOHAMED ALI SEINELDIN - Año 2000
(cuando estaba detenido en la prision de campo de mayo)

¿Cómo fue el 25 de mayo en la Guerra de Malvinas?

Estaba previsto realizar las operaciones el 24 de mayo para festejar el 25 la segunda independencia de los ingleses, porque la primera fue de los españoles. A raíz del episodio de las islas Georgias se adelantaron los acontecimientos para el 2 de abril. Ese 25 para mí fue maravilloso. Un día que lo celebré en la trinchera defendiendo la Patria. Yo fui en la búsqueda de un patrimonio que tenía que recuperar, pero más que nada la independencia cultural de los anglosajones.

En la memoria popular, después de Malvinas, hay quienes creen que los generales argentinos fueron machos con sus hermanos y cobardes con los enemigos.

Muchos de nuestros generales fueron a cumplir una misión pero no entendieron para qué. Más de uno protestaba porque lo mandaban. Otros sentíamos alegría de tomar las islas. Unos venían porque cumplían una orden, otros no tenían idea, pero yo sabía para qué. Nosotros nos preparamos mentalmente, profesionalmente y espiritualmente para esa misión. Había generales que venían de hacer política. Hasta ese momento se repartían el país: 33 por ciento para la Marina, 33 para el Ejército y 33 para la Aeronáutica. No habían desarrollado una hipótesis de conflicto. Nosotros éramos hombres de comando y no estábamos de acuerdo con la intervención de los militares que interrumpieron la democracia. Nosotros llegamos con fe, con alegría y a los tiros para adelante.

¿Qué clase de soldado era el general Martín Balza?

Un desconocido. Estos generales llegaron derrotados porque no estaban preparados para la guerra. Estos hombres fueron los que hicieron la represión. Balza es un gran traidor, que traicionó la Patria por su beneficio personal. Yo perdí mi vida, porque esa es la condición de un hombre que está preso. Pero él es un hombre que entregó el Ejército para su beneficio. Un hombre que mintió el 3 de diciembre sobre los verdaderos fines del pronunciamiento militar. El sabía que nosotros queríamos preservar la Defensa Nacional, pero utilizó francotiradores que dispararon contra las ambulancias y para activar la contienda. Mintió en el caso Carrasco, cuando desde el EMEGE se procuró enturbiar el episodio. Así benefició la reelección de Menem, eliminando el servicio militar obligatorio. Convalidó la explosión de Río Tercero para que el ex gobierno pudiera negociar la privatización de Fabricaciones Militares. Nada de esto es menos serio que los jóvenes del ejército, por obra y gracia del general Balza están oprimidos, con la carga moral de culpas de terceros, y están sometidos de por vida a cargar con la vergüenza de llevar el uniforme militar.

¿Para usted el Che Guevara fue un valiente?

Fue un aventurero que nació en una familia oligárquica. Salió a recorrer Latinoamérica. Llegó a Cuba, se sintió cómodo y se quedó. No es una persona que tuviera una gran formación.

¿Y el subcomandante Marcos?

 Tiene motivaciones claras, pero sin querer está cumpliendo las estrategias anglosajonas. Todo lo que es el indigenismo es un arma más del imperialismo para la dominación de los países. Chiapas es un lugar donde existen enormes reservas petrolíferas que están rodeadas de indígenas. Por eso están los británicos. El comandante Marcos está impregnado de un catolicismo humanista de teología de la liberación y de intereses ingleses.

¿Las Fuerzas Armadas tienen que luchar contra el narcotráfico?

Hay un nivel que tiene que hacerlo, que es el medio, el de las Fuerzas de Seguridad. El problema es que todo el que entra a luchar se corrompe, porque una bolsita sale 30 mil dólares. Nosotros no apoyamos que las Fuerzas Armadas luchen contra el narcotráfico. Cuando yo estaba en Panamá, el doctor Carlos Menem, me mandó a dos emisarios: Julián Licastro y el embajador Héctor Flores. Me necesitaba para recomponer el Ejército que estaba en estado de rebeldía. Me encontré con Menem, estaba César Arias, el mayor Pérez. Me dice: "Bueno paisano, necesito arreglar todas estas cosas de la institución". Me dio las soluciones y agregó: "Bueno, paisano, yo lo necesito al lado mío". Le expliqué que no podía quedarme con una de las partes desunidas del Ejército. El insistió: "Pero yo lo voy a necesitar". Le ofrecí que podíamos ocuparnos del narcoterrorismo. Conformamos un batallón de 200 comandos con la línea moral y ética nuestra. Después de esto nos sentamos en otra mesa: el coronel Baraldini, yo, César Arias, Gustavo Beliz, Raúl Granillo Ocampo, Gustavo Martínez Zuviría. Les expliqué que tenía un batallón de acción rápida para pelear contra el narcoterrorismo. Ahí nos dieron el visto bueno y nos pusimos a trabajar. Me llevaba del Ejército a los oficiales de los levantamientos para no incomodarlos en el Ejército en carácter de retirada. Después recibí la orden que no se hacía. Yo desconfiaba porque acá se libraba una batalla tremenda por el manejo de la droga. Había encontrado la manera de pelear en serio. Inmediatamente, sin decirnos nada, derogaron el proyecto. Que el narcotráfico lo manejaba el gobierno no quedaban dudas. Este batallón que lo teníamos diagramado tuvo una sorpresa, a sus oficiales empezaron a darlos de baja y los pusieron en disponibilidad.

¿No sueña con tener su propio 17 de octubre y que sea el pueblo quien lo libere como sucedió con el general Juan Domingo Perón?

Para mí este es un reino de paso, no hecho raíces. A mí me van a venir a buscar de otro reino. No pienso participar en política. Tengo duros problemas personales, tengo que recomponer mi casa, el diálogo. Llevo diez años preso y mi situación económica, que también voy a tener que encaminar, es desastrosa.

¿Alguna vez le perdonó la vida al enemigo en la guerra?

Qué pregunta difícil. Yo tengo que ser, siempre que combato, generoso con el enemigo cuando se rinde. Cuando los ingleses se rindieron en las islas los traté con generosidad, inclusive lo traté duramente porque nos dijo que le faltaba dinero y nos trató de ladrones. Mandé tres soldados a buscarlo y lo encontraron. De inmediato lo reté y él me pedía disculpas. Cuando volvimos fue generoso conmigo y hasta me ofreció un vehículo para llevarme diez kilómetros.

¿Las armas y la política van por distinto camino?

No, las armas obedecen a la política. "Nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón", escribió Antonio, un amigo del subcomandante Marcos.

¿No cree que la represión de la década del 70 aniquiló a la juventud más idealista y valiosa de los últimos años?

El imperialismo pagó a la juventud para que ataque y a los militares para que golpeen. Como no tenían experiencia dejaron el baño de sangre que aprovecharon los de afuera. Se perdieron de ambos lados, inútilmente, porque mordieron el anzuelo. Después siguieron rompiendo. El proceso: la pequeña y mediana empresa; Raúl Alfonsín: las Fuerzas Armadas, y Menem, los gremios. Se perdió mucha gente valiosa de uno y otro lado.

¿Cuánto hace que no canta "Aurora"?

Diez años, pero acá cuando en las fechas patrias izamos la bandera cantamos "Aurora".

---------------------------------
 Frases del Coronel Seineldín

"En mas de una decada de carcel, el sistema tan solo ha logrado encerrar mis ochenta kilos de carne y huesos. Mi espiritu siempre ha vivido en libertad"

"No se concibe la paz al precio de la indignidad y la miseria. Frente a la injusticia, la lucha y la resistencia, es toda una razon de existir".

"Me di por muerto en Malvinas. El resto de mi vida lo pongo al servicio de mi Patria luchando por un proyecto Nacional, para que la presente generacion, si aceptare este desafio, lo enarbole como bandera de Victoria".

"Como un buen soldado, jamas me lamentare de haber dado testimonio de patriotismo desde la carcel, que me impuso el sistema. Solo pretendo que este sacrificio no sea en vano y se convierta en un legado de lucha para las nuevas generaciones".

"No callemos nuestra voz de protesta contra el imperialismo apatrida. A los silencios de los pueblos, preceden los tiempos de la esclavitud".

"En mas de una decada de carcel, el sistema tan solo ha logrado encerrar mis ochenta kilos de carne y huesos. Mi espiritu siempre ha vivido en libertad".

"No tuve ni tengo aspiraciones politicas, por eso poseo la libertad de ofrecer mi testimonio de carcel, a todos los hombres y mujeres de mi pueblo, que luchan desde cualquier lugar, dando el mensaje de la patria".

"Se puede negar el pasado con la indiferencia, mas no se puede negar la responsabilidad de cada uno sobre el futuro, sin condenar el porvenir de sus hijos".

"Mientras haya tan solo un grupo de Argentinos, que resistan a ser conquistados, la patria vive".

"Quienes son complices de la desocupacion y la miseria de los trabajadores, estan atentando contra el futuro de la Patria y promoviendo la desintegracion Nacional".

"La Patria es un bien natural otorgado por Dios, que como Argentinos debemos defender, hasta el limite de dar la vida si fuera necesario".

"Los politicos que no hacen honor al compromiso asumido ante el Pueblo, son como aves de carrona, prestos a servirse de los cadaveres de quienes confiaron en ellos".

"No hay esperanza donde la corrupcion se instala. No habra paz, donde haya un pueblo sometido y humillado. Y no hay porvenir, donde no este asegurado el futuro de la Patria".

"Luchar, luchar, luchar, ese es el precio por conquistar la Libertad y al mismo tiempo, los laureles de gloria, para quienes estan dispuestos a vivir con dignidad".

"Prefiero pudrirme en la carcel, que andar bien vestido y perfumado con el cartel de traidor a la Patria".
 
--------------------------------------------------------

(CANCION DEDICADA A EL, POR ALMAFUERTE)


Cumpliendo mi destino

Siempre me opuse a que me pase.
Tener que callar la verdad por miedo.
Por eso perdí amigos y me gané el desprecio,
de los muchos jodidos que hay en mi suelo.

Prefiero a José Larralde, que al Che Guevara.


Guardo de un hombre grande,

guerrero nacional que hoy tienen preso.
Puede haber caballo verde más no uno de ellos honesto.
Y en ésta, mi canción, lo manifiesto.

Estas verdades me llegan por intuición,

pues jamás nunca a mi me hablo el corazón.
Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.
Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!
Diganmelo ustedes.
Malditos mentidores.

Estas verdades me llegan por intuición,

pues jamás nunca a mi me hablo el corazón.
Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.
Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!
Diganmelo ustedes.
Malditos mentidores.

Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.

Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!

----------------------------------


------------------------------------


------------------------------------

viernes, 6 de mayo de 2011

SI A LA LIBERTDAD DE EXPRESION

ESTE POST VA DEDICADO A LA LIBERTDAD DE EXPRESION, LA CUAL ESTA PAGINA DE INTERNET NO LO TIENE, ME BORRARON CONTENIDO POR DEMOSTRAR COSAS QUE EL GOBIERNO NI OTROS NO QUIEREN QUE SE CUENTE!

LOS POST REALIZADOS QUE ME FUERON ELIMINADOS CUMPLIAN CON LA POLITICA DE LA PAGINA!